Jovencitas (B-51)

Lo prometido es deuda. Os vamos a hablar de las Escorts maduras. En primer lugar, y como ya debéis suponer, la escort madura tiene mucha más experiencia... No es ninguna cría la que nos coge por primera vez la verga e intenta hacernos una paja. La escort madura sabe, a la perfección como debe cogernos la verga, menearla y, en qué momento debe hacernos una buena mamada. La mayor trayectoria sexual de una escort madura nos ofrece más experiencias, pero siempre hemos de tener en cuenta una cosa que no nos cansaremos de repetir: vuestra escort debe ser muy servicial y solícita. Esto ya lo sabéis de memoria. Las escorts maduras también lo saben cómo deben comportarse, así que no tenéis ningún problema, más bien al contrario, ellas tienen una buena mano para estos tipos de cosas. Otras cosas que tienen a su favor: no tienen complejos de ninguna clase, lo que se traduce en, no hay barreras sexuales de ningún tipo, y es más, tienen muy claras las ideas. Algo que siempre nos interesa. Las putas maduras saben cómo satisfacer a un hombre, ya sea dentro o fuera de la cama. Eso sin tener en cuenta que llevan la relación sexual, cosa que a muchos hombres les excita. Así que no hay ningún problema y, hasta puedes elegir según tu gusto. Por el contrario, las jovencitas tienen que experimentar y aprender. En una palabra: son inexpertas. Lo mejor es que están totalmente dispuestas a aprender de un maestro, y ese eres tú. También será tú quien las deba guiar en todo momento, cosa que, algunas veces, cansa a ciertos hombres. Así que las escorts maduras no están nada mal y, todo, es cuestión de gustos e ir probando. Algunas veces solo se trata de variar, que en muchas ocasiones de eso se trata. Escoges a una jovencita para adiestrarla a tu gusto y placer y, como es normal, no se niegan a nada. El cuerpo les pide ser escorts, nada más. Las maduras tienen experiencia en haber amado en miles de sitios y, seguramente, empezaron de jovencitas. Saben lo que desean los hombres y son auténticas maestras, guías y. esto te puede entusiasmar. Desde este blog alentamos a cada hombre que tenga una escort joven y otra madura, para que la utilice según su gusto y placer. Al fin y al cabo eso es lo que cuenta, mojigaterías aparte. E insistimos de nuevo: jovencita o madura, lo importante es que la escort sea servicial y solícita. Muchos hombres, también acostumbran a hacer tríos (una cosa muy sana), y para ello utilizan a una escort muy joven y otra madura para experimentar el máximo placer. Y es que, con el paso de los años, pueden surgir efectos positivos. Normalmente consideraremos a una escort madura a partir de los treinta y tantos de años en adelante. Pensad que hay verdaderos monumentos que rozan los cincuenta sin ningún problema, y lo más importante, que follan con placer. No olvidéis un dato: las mujeres experimentan un aumento y asentamiento de la libido con el paso de los años. De hecho muchos estudios demuestran que la edad adulta es dónde el deseo sexual es más activo en el género femenino. Con el paso de los años no todos son desventajas, nada de eso: el trato y la atención es mucho más exquisita, la conexión, la atención. La seguridad, el autoconocimiento y, sobre todo, que no les importa enseñar. ¿Quién no ha mirado las tetas de la madre de un amigo cuando era niño? El que diga que no que tire la primera piedra. A partir de ahora la pelota está en vuestro tejado. Lo que os aconsejamos es que probéis ambas opciones, recordando que vuestra puta tiene que ser servicial en todo momento. Ellas están para daros placer. Recordadlo como una máxima. Es muy importante

Jovencitas
X

X