El posado en fotografía erótica (B-19)

El mundo de las escorts es muy peculiar y genuino. Es uno de los sectores donde más vende una imagen. Lo de “una imagen vale más que mil palabras” es mucho más válido si cabe en una sesión de fotografía erótica.

Ser capaces de transmitir erotismo, sensualidad y crear la necesidad al cliente de querer estar con esa y no con otra chica, es una de las misiones que todo fotógrafo profesional debe tener como norma inquebrantable.

Y para ello hay que ayudar a la modelo a transmitir lo mejor de sí misma. Y varios son los factores que lógicamente, influirán en los resultados. La escort debe estar descansada y fresca. No podemos pretender hacer una sesión de fotografía erótica si la modelo no ha pegado ojo esa noche o acaba de realizar un servicio y está agotada. Difícilmente vamos a conseguir buenos resultados. A esto, debemos añadir una buena dirección de posado del fotógrafo hacia la modelo, una iluminación que realce la belleza de la misma y cree esa necesidad al cliente de pasar un momento íntimo con ella. No es solo “apretar un botón”. Eso lo hace cualquiera.

El posado en fotografía erótica
X

X